Home / Sociales / Encuentran restos de avión accidentado hace más de 80 años.

Encuentran restos de avión accidentado hace más de 80 años.

Encuentran restos de avión accidentado hace más de 80 años.

 

Ochenta y tres años después encuentran partes de un avión trimotor de pasajeros, el cual se accidentó dentro de los predios de lo que hoy es la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), el que era tripulado por dos pilotos, donde se transportaban 10 personas, entre ellos tres niños.

El percance ocurrió el lunes 5 de marzo de 1934, cuando la aeronave Ford 4-AT-B Trimotor de la compañía aérea Morgan Air Lines, con matrícula NC-7120, se accidentó al momento de despegar de una de las pistas de aterrizaje en Toncontín, con orientación suroeste al noroeste.

El avión era tripulado por los pilotos aviadores estadounidenses, Eugene ‘Smokey’ Rhoads y Holmberg (nombre de pila desconocido), donde viajaban diez pasajeros, tres de ellos eran menores de edad. La aeronave era propiedad del estadounidense Sumner Morgan.

Según algunos relatos, al parecer cuando la aeronave se elevaba, esta fue afectada por una corriente de viento descendente, que hizo que el tren de aterrizaje o el ala izquierda impactara con los cables del tendido eléctrico que pasaban por ese lugar, haciéndola girar en sentido contrario, impactando en una pequeña meseta que bordea una profunda hondonada, distante a unos 250 a 300 metros del campo de aviación.

Foto panorámica que le sirvió al equipo para triangular la posición donde ocurrió el accidente aéreo. (Foto Amado Aguiluz F).

MUERE UN ITALIANO AL CAER EN HONDONADA

A causa del accidente no murió ninguna persona, pero lamentablemente, uno de los pasajeros de origen italiano cargando en brazos a su hijo pequeño, tomó la decisión de abandonar la nave, para lo cual intentó salir por la portezuela del avión, cayendo en la hondonada de unos 65 pies.

Producto de la caída, el europeo se fracturó la columna vertebral, lo que le provocó la muerte. Mientras que su hijo se fracturó una de sus clavículas, quien fue trasladado a un centro asistencial privado, mientras que los demás pasajeros y los dos pilotos resultaron ilesos.

Esta historia comenzó a conocerse cuando el pasado 27 de mayo, el piloto privado e historiador aeronáutico hondureño, Amado Aguiluz Ferrari, mientras navegaba en las redes sociales, encontró en Facebook una fotografía del accidente del trimotor, la que fue tomada por Sumner B, Morgan y subida a las redes sociales por Carlos Rosa Mejía.

Registro del avión Ford 4-AT-B Trimotor de la compañía aérea Morgan Air Lines, con matrícula NC-7120.

“EL CRÉDITO DEL HALLAZGO ES DE TODOS”

Para que se haya descubierto el lugar específico donde ocurrió el accidente del avión de tres motores, el crédito es de todos los que hemos que de una forma u otra contribuimos en el hallazgo de la aeronave, dijo Amado Aguiluz Ferrari.

Considerando la topografía del área, hubo un momento en que perdimos la esperanza de poder encontrar los restos del avión accidentado, porque en la zona hay unos enormes barrancos y hondonadas llenas con maleza de aproximadamente 65 pies de profundidad, según el estimado que hizo el señor Morgan cuando tomó la foto en 1934, explicó Aguiluz Ferrari.

El equipo de búsqueda no continuó la tarea por lo agreste del lugar, pero presumen que allí están las demás partes de la aeronave, las que ahora son parte de los anales de la historia de la aviación mundial y especialmente la de Honduras.

En la gráfica, Amado Aguiluz Ferrari posa con parte de los militares que contribuyeron en el hallazgo de las partes de la aeronave accidentada. (Foto tomada por el coronel José Alfredo San Martín).

“AMISTAD CON AMADO FACILITÓ LA BÚSQUEDA”

Por su parte el coronel de aviación en calidad de retiro, José Alfredo San Martín, manifestó que la amistad que ha entablado con Amado Aguiluz Ferrari, se debe a los proyectos de la aeronáutica y de la aviación en general que han emprendido.

Debido a las cordiales relaciones que mantienen, el lunes pasado, Amado lo llamó por teléfono para relatarle sobre la fotografía del accidente aéreo, propiedad de Carlos Rosa Mejía, la que había encontrado en Facebook.

“Durante la comunicación, él me dijo que buscara interceder en la Fuerza Aérea, porque había ubicado un sitio donde probablemente hacía muchos años pudo haberse accidentado una aeronave, por lo cual nos reunimos, luego me mostró la fotografía del avión siniestrado, entonces le conteste que con mucho gusto”, recordó el oficial retirado.

El avión accidentado en Toncontín era similar a este Ford 4-AT-B Trimotor. (Foto de David Hamilton Collection).

Añadió que hizo las gestiones con la comandancia general de la FAH a través del jefe del Estado Mayor Aéreo, coronel Javier Barrientos, por lo cual obtuvimos el permiso para iniciar la búsqueda del sitio donde podía estar la aeronave, para lo cual el jefe de operaciones, coronel Cristóbal Vargas, nos prestó todo el apoyo.

“Posteriormente nos desplazamos con un grupo militares, quienes con machete en mano, para poder abrirse paso entre la agreste maleza, donde horas después los soldados descubrieron algunas partes metálicas, lo que al final resultó ser un tren de aterrizaje, posteriormente entre la maleza encontraron uno de los tres motores de la aeronave, agregó el coronel José Alfredo San Martín”, (Efraín Banegas).

El historiador aeronáutico, Amado Aguiluz Ferrari muestra la fotografía que logró bajar de internet, la que dio pie para iniciar la busque de la aeronave siniestrada.

AGRADECIMIENTO ESPECIAL DE LOS INVESTIGADORES

Carlos Rosa Mejía, al coronel de Aviación ® José Alfredo San Martín Flores, al general de aviación José Luis Sauceda (comandante general de la FAH, al coronel de aviación Javier Barrientos (jefe del Estado Mayor Aéreo), al coronel Cristóbal A. Vargas (jefe de operaciones) y a la capitana Ogla Reyes O.

Asimismo, al personal de seguridad de las instalaciones de la FAH: Bryan Palacios R. (quién descubrió los restos del avión), Christian S. Gáleas, Melvin Gálvez C., Isaí Borjas A., Héctor A. González, Joel Barahona G., Ever Sánchez R., Eliab Betancourth S. y Franklin N. Valladares, por su incalculable ayuda prestada en la búsqueda de la aeronave.

El coronel José Alfredo San Martín, manifestó que las autoridades son las que decidirán qué hacer con las partes del avión encontradas.

Fuente: La Tribuna

785 total views, 1 views today

Check Also

Servicios de salud en EE UU destacan labor solidaria de médico hondureño.

Servicios de salud en EE UU destacan labor solidaria de médico hondureño. Al igual que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Watch Dragon ball super